amor y defensas

en los 40’s ya sabían que el amor es solo una síntoma de fallos en el sistéma inmunológico….;—-)

 

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Kamai alaja hawei (como estás hermano?)

EritreanEmbroidery

“borra esta palabra. borrala por completo, para que no se lea”
la linea bordada, tachando la palabra no era suficiente.
la palabra, “trabajador” en el idioma Tigrit, ya ha sido remplazada por la palabra “refugiado”.
fué mi tercer día viniendo al jardín en la calle Levinsky, en frente de la estación central de buses de Tel-Aviv. los refugiados, muchos de Eritrea y algunos de Sudan, llevaron ya un par de días mas, concentrandose y incluso durmiendo en el jardin, como parte de una movilización de docenas y miles de personas, exigiendo un fin a la politica Israeli de meterles en centros de internamiento en el desierto. Esta movilización tomó por sorpresa la sociedad Israeli, por su nivel de organización y su energía.
Estaba rodeado de alrededor de 20 Eritreos, mirando y debatiendo lo que debería ser el contenido de este bordado. El hombre joven que me habló me miro en los ojos y me dijo con mucha tranquilidad y mucha compostura: “si esa es tu impresión, ponla. es tu trabajo. expresate. eres Israeli. Expresa tu opinión”. El debate en la prensa y en el discurso público de Israel se giró alrededor de justamente este tema. los detractores dicen que los Eritreos y Sudaneses no son refugiados, sino inmigrantes “económicos”, personas que se desplazaron al país en búsqueda de mejores condiciones laborales, y por eso, no merecen el asilo político. Es por eso que insistieron que la palabra “trabajador” no les representa.

Algunos días después de este encuentro volví a encontrar al mismo hombre joven. le enseñé que la palabra ha sido tachada por unas lineas de bordado mucho mas contundentes. Me dijó: “No. Igualmente esta palabra tiene que estar. Es lo que dice la gente. Tu eres como un periodista. Un cronista de los hechos, y por esto esta opinión tiene que constar también”. es de las personas que mejor entendieron lo que es el Bordado Documental y os prometo que no tenía la oportunidad de explicarselo demasiado.

El bordado que véis es el resultado de pasar algúnas horas cada día, durante 10 días por el parque de la calle Levinsky. También fue un experimento al nivel del Bordado Documental. Fuí ahí sin ningún contacto previo, con el propósito de ver, si el mero hecho de plantarme en el espacio público bordando generaría interacción. Pasé un par de días sin que nadié me haga mucho caso. También después muchas veces estuve bordando un par de horas sin hablar demasiado con la gente, pero en algún momento la interacción se generó y debates como el que esta descrito arriba surgieron cada día.

Publicado en Uncategorized | 1 comentario

El Jardín de Levinsky

photo(2)photophoto(1)

empecé a venir cada mañana a bordar en el jardín en la calle Levinsky en frente de la estación central de Tel-Aviv. para mí es un experimento dentro de lo que es la técnica del bordado documental: no tengo ninguna invitación formal, ningún contacto, ningún canal institucional (ni otro). quería ver si el mismo acto de bordar en el espacio público podría generar interacción social y poco a poco unas relaciones. es solo un pequeño esbozo de lo que podría ser hacer un proyecto en este jardín.

estos días el jardín esta ocupado por cientos de refugiados Eritreos (y algunos Sudaneses) que están en lucha para ser reconocidos por el estado de Israel como refugiados políticos. sobre su lucha y sus movilizaciones tengo solo una idea general. he coincidido con sus manifestaciones unas cuantas veces desde que estoy aquí y su potencia me ha impresionado. es inspirador ver como la población mas marginada del país se levanta y da una lección en activísimo a toda la clase media y el mainstream de este país tan sobrepolitizado.

después de 3 días en lo cuales nadie me hizo ningún caso, de repente empezaron a hablar conmigo. mi protocolo es sencillo, pido a la gente de enseñarme alguna frase en Tigrit, el idioma que se habla en Eritrea. yo voy bordando mis impresiones y las frases que me enseñan. a veces me acompaña algún amigo o amiga y me ayuda a bordar y a dibujar.

yo decidí a propósito no instigar situaciones, ni de ningún modo protagonizar el espacio, dejar el hecho de bordar palabras en su idioma a ser el único instigador. aparte del hecho que ya en sí llamo la atención por ser el único blanco en el jardín (y el único que esta bordando). la gente esta mas bien enfocada en los discursos que se están dando constantemente en el escenario y no parecía lógico molestarles en este momento.

después de menos de una semana aquí puedo decir que aún que pasó muchos ratos a mi bola, de repente un grupo se interesa por mí y las frases bordadas en la tela generan unos largos debates (de los cuales no me entero de todo). estas situaciones siempre resultan en nuevas frases y palabras en Tigrit. también, como siempre, los niños se muestran abiertos a dibujar, hablar y si se da la oportunidad, a bordar.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

(segunda) cronica desde jerusalem

pashkvil(foto: Vahida Ramujkic)

cada mañana me levanto y doy la vuelta corriendo a los muros de jerusalem. en el camino paro en una parte que tiene un poco de cesped para hacer ejercisios. desde hace 4 días, justo ahí donde paro a entrenar, en medio de la hierba, veo un objeto pequeño que me llama la atención. es un clip de pelo de color rosa con lunares blancos, un poquito oxidado en sus bordes. cada día lo veo. cada día paso de él. hasta hoy. hoy cogí el pequeño clip de pelo rosa con lunares blancos un poquito oxidado en sus bordes, y lo puse en mi cartera.

después de comer, vahida puso una falda y cubrió los pelos. yo me he puesto en la cabeza una kipa de ganchillo, negra, que me dejó un amigo, Rami, que lleva kipa. enganché la kipa a mi pelo con el clip de pelo rosa con lunares blancos un poquito oxidado en los bordes y salí con vahida a pasear por Mea She’arim.

durante alrededor de una hora y medio nos perdimos por unas calles donde no había casi nadie mas que hombres vestidos en su mejores trajes negros o batines satinados, con unos gorros peludos de una altura impresionante. me fascinó los carteles que tienen colgados por todas las paredes. llamados “pashkviles” estos carteles con su texto y sin ningúna imágen son la manera prinicpal de comunicación en este barrio. con palabras dramáticas y alarmistas advierten de los peligros que sufren la comunidad, libros que están apunto de salir (“os advertimos: todos vuestras acciones estan siendo escritos en un libro!”), unos flyers que estaban cubriendo las calles (durante todo el paseo no hemos dejado de ver este flyer) acusan a un tal rabino Steinman de llevar a todo el público ortodoxo hacía los “crematorios de Aushwitz”…

el dramatismo, el tono urgente, el burbujismo, me recordó un poco al mundo de los activista universitarios de Barcelona, tan metidos en sus discusiones y discursos internos… sin duda entrañable.

debo decir que me encantó el paseo, fué como entrar de golpe a una realidad totalmente paralela a la mía, el sol que estaba por bajar iluminó las calles, casí sin coche por la cercanía del Shabat, en una luz calida, todos iban agrupandose para juntarse en sus respetivas sinagogas del cual salían los cantos y gritos de una gente que vive en constante temor agitado y efervecencia.
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

crónica desde la linea de costura (jerusalem)

sahlabacabo de volver del quiosco en el este de jerusalem (el lado palestino) donde tomamos cada noche un vaso de sahlab mientras bordamos punto de cruz y hablamos con la gente.
hoy mientras Amir, el chico que trabaja ahí, estaba empezando a bordar unos corazones, pasó un chico israeli encapuchado y se saludaron con etusiasmo.
Amir le dijo: “voy a bordar unos corazones rojos sobre el negro” y el otro inmediatamente respondió en árabe perfecto: “Ana Jaf min el Hub” tengo miedo del amor. después dijo “amor, no amor, dinero, sin dinero. todos acabaremos igual en el fin” todo esto con una sonrisa.
el tío, que se presentó como Musa (pero seguramente se llamó Moshe) es un personaje, su madre es marroquí y su padre iraní, expresa ideas muy abiertas, contra el estado, contra el racismo, diciendo como le gustaría visitar Beirut y Damasco, todo en un lenguaje muy popular y con mucha gracia.
estaba acompañado por un chico joven judio-ortodoxo, que no habló mucho. solo al final, después de reír mucho y enseñarme algúnas palabras en árabe (voy apuntando palabras todo el rato), nos dijo Musa (también en árabe), “soy de Mea Se’arim, donde viven todos estos locos”. Mea She’arim es el barrio ortodoxo mas hardcore de jerusalem, muy cerca del barrio donde estamos trabajando.

entendéis? este tío, en mis ojos casi anarquista, es ortodoxo.

me encanta como van rompiendo todos los estereotipos cada vez que visito este país.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

perdido y encontrado en Prishtina

IMG_2874

decidí ir a la izquierda en lugar de a la derecha. total, Prishtina es una ciudad pequeña, seguramente encontraré mi camino al cafe donde quería tomar algo esta mañana (un poco pijito pero un té por 1eu sigue siendo barratito comparando a barcelona). una calle, dos, y me encuentro en un lugar desconocido que me recordó un poco al sur de Tel-Aviv. tienda tras tienda que venden tuberías y vateres, un taller de soldadura y después una zona entera de tiendas grandes de muebles. seguía perdido hasta que de repente descubrí algo que me interesó: el mercado de Prishtina. veo puestos de verduras, voy siguiendo mi nariz cogiendo cualquier dirección que me atrae, con la intención de pasear por todas las calles posibles de este mercado que cada vez me empieza a aparecer mas grande. me encuentro en una zona de puestos de ropa de segunda mano. lo suyo sería comprar algún recuerdo (pensamiento consumista). veo una tienda de lanas y scaneo con la mirada las lanas sintéticas de colores. lo hago sin mucha espectativa y debajo de lo sintetico encuentro una sorpresa: ovillos de lana natural, local, hilados a mano (con una rueca supongo). solo hay dos colores: crudo y marron/gris-los colores naturales de las ovejas. madejas grandes. pago por las dos 2.40eu (!!!). sigo y veo mas tiendas y mas lanas naturales hilados a mano. solo hay estos dos colores. tomo asiento en un cafe pequeño en medio del mercado. solo hay abuelitos. me traen un té turco en una tasa pequeña y después otro mientras voy, con una aguja de ganchillo normal, empezando a tejerme una bufanda en punto tunecino. los abuelitos se acercan y sonrien. el dueño del bar me pregunta: “hobby or business?”. el tiempo se para y de repente no me apetece nada irme de Prishtina mañana por la mañana. puedo quedar una vida entera en este bar haciendo punto tunecino haber ganado mi equivalente de la lotería (lana natural, local, hilada a mano).

Publicado en Uncategorized | 1 comentario

el lado oscuro de Aradac, Serbia (una cronica)

BAradac

“Aradac es un lugar único. No hay ningúno parecido. Los Eslovakos cultivan las amapolas y elaboran el opio mientras los Serbios cultivan 5 especies distintas de marihuana”.
Hasta este momento nos pareció que estamos en un pueblo idílico donde abuelitas empanueladas (se puede decir así?) salen con sus bicis a la madrugada para llevar la leche y el pán o para tomar cafe y cotillear con sus amigas. Estamos aquí desde hace algúnos días documentando la realidad social del pueblo utilizando el método del Brodado Documental. hemos elegido este lugar por el hecho de ser uno de los pocos en la ex-Yugoslavia donde etnias diferentes conviven (en esta caso Serbios, Eslovakos, Roma y algunos Húngaros)

Pero en este momento estabamos en una casa totalmente iluminada por velas, perfumada por incencio, con B, un pintor de 60 y algo años que nos estaba explicando cosas sorprendentes sobre el pueblo y sobre su vida. Solo después de un rato ahí con él me enteré que las velas son porque le han cortado la electricidad por no haber pagado una factura de 15eu.

es que estoy enterando de las cosas a ratos con las traducciones que me hacen mis compañeros así que paso mucho del tiempo algo desorientado.

“solo me he enamorado una vez en mi vida. fue en la isla de Vis. no nos hemos presentado hasta que estaba a punto de marcharme. hasta entonce solo nos vimos por la noche sin saber uno el nombre de la otra” esto nos decía mientras nos leía poesía suya de un cuaderno escrito a mano. casí todos poemas de amor autobiográficos.

“quiero analizar-os con el péndulo”. uno por uno nos sujeto a un analisis medico con este instrumento, diciendo cosas sobre nuestros ovarios y prostata, estado mental, hábitos alimenticios etc…
mientras estaban los demás distraídos con algún otro tema, hablando en Serbio, tenía la oportunidad de manejar el péndulo. en ningún momento me he planteado si creo o no en este instrumento y sigo sin opinion sobre el asunto. pero esto dicho, este objeto estaba haciendo cosas sorprendentes en mi mano. tiene algún movimiento constante y al acercar la mano respirando profundamente el movimiento cambió. cuando llegó mi turno a ser analizado, B se puso pletorico, diciendo que tengo una energía increíble, que nunca en mi vida he tenido ningún problema y que mi futura mujer será afortunada porque me gusta lavar platos y cocinar comida italiana.

en el momento que intentabamos marcharnos nos pidió que quedasemos un poco mas siendo que su hijo, que acaba de volver a casa, es adicto a la heroína y puede ser agresivo. quedamos mas rato leyendo y traduciendo mas poémas de amor. al final cuando salimos, él sale con nosotros. “tienes donde dormir?” pregunta a Vahida, “puedes quedarte a dormir si quieres”.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

sobre el barrio de Jessy Cohen y sobre pq el Bordado Documental no es “arte social”

“El barrio de Jessy Cohen es un barrio de muy mala fama en Israel. Ha sufrido años de negligencia mientras ha acogido ola tras ola de nuevos inmigrantes. La gente con quien hemos hablado están sometidos bajo del peso constante de deudas y falta de recursos. El desempleo y las drogas son comunes.” Este post, sobre el trabajo que hemos estado haciendo en Jessy Cohen, debería haber empezado así. Seguiría contando sobre la gente con quien hemos trabajado, lo majos, sorprendentes, inteligentes que son. Cómo “hemos aprendido de ellos tanto” etc…

Desde que he vuelto de Holon, cada vez que me preguntan “¿cómo ha ido el proyecto?”, me quedo mudo. Al intentar a explicar cómo fue, me suena mi explicación algo falsa. No veo la diferencia entre las frases que utilizo yo en describir nuestro proyecto, en el cual creo plenamente, y las frases utilizadas para describir proyectos de “arte social” que me parecen criticables.

75_commenting_embroideries

Vahida y yo solemos ir a trabajar en barrios que para nosotros son desconocidos. Al contar a la gente que estamos trabajando en Jessy Cohen, nos mira como si fuésemos “buena gente”, ya se ve por sus caras que les parece que estamos haciendo una obra de caridad, un voluntariado cuyo propósito es “ayudar a la gente necesitada”. Sean lo que sean las relaciones que se generan durante nuestra estancia, es imposible, al momento de representar este trabajo a un público exterior (exterior al sistema de relaciones, cachondeos, conflictos y complicidades que hemos estado tramando durante nuestra estancia), escaparse de la trampa de lo que se percibe como diferencias en privilegios entre “nosotros” y “el barrio”. Incluso las ONG’s más paternalistas ya han aprendido de decir “hemos aprendido de ellos más de lo que han aprendido de nosotros” y cosas así, para defenderse y parecer modestos y anti-colonialistas. No hay ningún truco de representación que pueda comunicar una actitud que no es instrumentalizadora ni paternalista, aparte del hecho que nunca estamos seguros que estamos de todo “limpios” de estas actitudes. Incluso el acto de “limpiarse” de estas actitudes, sea en público o sea internamente, cada uno consigo mismo, ya en sí mismo padece de ellas mismas. Parece que el contexto de la producción cultural no permite ninguna otra posible interacción entre nosotros y un barrio como es Jessy Cohen. Al mismo tiempo, yo os digo que lo que pasaba ahí en el quiosco en el centro comercial, en la biblioteca en el centro cívico y en la antigua escuela que hoy aloja un centro de arte entre otras cosas, no era fácilmente predecible ni estereotipado.

49_clemente

Hoy en dia, más y más artistas están trabajando dentro de un contexto social. En general me gusta que el arte y la transformación social se hayan vuelto a encontrarse. Creo que la separación entre lo social y lo estético es artificial y falsa, fruto de unos procesos que ya es tiempo que lleguen a su fin. Obviamente hay mucho trabajo que me gusta y mucha gente con la cual encuentro afinidad. Al mismo tiempo, la producción cultural que pretende transformar la sociedad genera muchas contradicciones. Muchas de ellas conocidas, pero me gustaría hablar más de estas contradicciones que son tangibles, las que he notado emocionalmente en la experiencia misma de trabajar en barrios periféricos mientras haya un público “ahí fuera” que tiene la expectativa de “consumir” alguna representación de las relaciones establecidas durante este trabajo (y mientras haya un ego aquí dentro que tiene la expectativa de actuar de una manera consecuente y transformadora).

Es muy común encontrar al hablar con artistas que trabajan dentro del contexto de “barrios marginales” o movimientos sociales  que pongan énfasis en la mala situación en cual se encuentran sus colaboradores y en el alto nivel de participación que encontraron ahí. El arte social, por definición, necesita ser validado por su contexto social. El estrés del “artista social” es grande. Necesita demostrar a su público y a sí mismo que había participación y que la experiencia ha sido transformadora para los participantes. Este estrés del “artista privilegiado” que tiene que demostrarse útil, es palpable. Una de las cosas que diferencian la práctica del Bordado Documental es realmente su modularidad como acción. No depende de la participación y cuando haya participación puede ser grande o pequeña, no importa. Es un acto que es individual y colectivo a la vez. Su colectividad se extiende desde su individualidad. O, en otras palabras, estamos ya felices de estar bordando en la calle nosotros dos, cualquiera que aparezca para acompañarnos ya es un demás agradable. Igual explico un poco mejor cuál es nuestra postura cuando estamos bordando en el espacio público y por qué genera unas relaciones que son menos paternalistas, más horizontales con el entorno: cuando estamos en la calle bordando, estamos abiertos a la interacción y la instigamos también, pero no dependemos de ella. Nuestro trabajo en este momento es nuestro y en este sentido estamos ahí de la misma manera que los demás, cada uno está haciendo su cosa, interactuando con los otros por diversión, por placer o por necesidad, pero nunca para “salvar al otro”. Este supuesto “egoísmo” nos pone ahí en la plaza de una manera parecida a los demás, genera una cierta horizontalidad, y desde esta postura, se genera la colaboración de una manera natural. Y si algún día no se genera, pues no pasa nada.

Muchas veces he visto, incluso en proyectos que me gustan, los artistas, voluntarios o representantes del mundo supuestamente “privilegiado”, cambiar de una manera sutil, el tono de voz o el lenguaje corporal, de una forma que expresa: “estamos aquí para ayudar/educar”. Pasa mucho cuando se trata de la interacción con niños y pre-adolescentes. Tengo mucho más que decir sobre lo que se percibe desde cierto ámbito (podemos llamarlo clase media para simplificar) como educación y como comportamiento adecuado para niños, pero lo importante de decir es que a veces lo que se percibe como “privilegio” es simplemente una educación altamente controladora.

53_in_work

No voy a intentar a describir como fue la experiencia entre nosotros y los vecinos de Jessy Cohen. Percibo el Bordado Documental como una exploración tentativa de un barrio desconocido. Creo mucho en este método aplicado como lo estamos haciendo, pero solo lo celebraría como “transformador” al nivel social, como una forma “eficaz” de activismo, en el caso que podemos dar continuidad a la experiencia y a las relaciones que ahí surgieron. La expectativa que hay de nosotros como creadores, de representar cualquier cosa que hacemos como un triunfo, no permite procesos más largos, complejos y liosos, repletos de contradicciones, de ironías y de frivolidad (incluso la que no es de todo “táctica”). y a nosotros, son justo estas cosas las que nos gustan.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

patience doesn’t exist

I just found this scribble in an old notebook. It is in English and I am transcribing it here on the blog as is. At a later date I will translate it into spanish:
“you must have a lot of patience”
The whole concept of patience is based on impatience, or better said, it is only impatience that exists and talks about patience. but if you are enjoying what you are doing, if the mere act of breathing is enjoyable and interesting to you, you don’t need patience and are not excercising “patience”. it just looks that way to the impatient onlooker.
John Coltrane practiced the sax for 8 hours a day. Was Coltrane a patient man? I don’t necessarily think so. He was a drug-addict for christssake! I assume that during those 8 hours, every repetition of every sound felt new to him, either “just right” or “completely off” – every breath he blew into that saxophone brought with it new interesting information. What if I treated every one of my breaths like that? Each one different, each one part of a configuration that relates to meaning, each one full of content and perceived within a context.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

No protocol en Trafo, Kassel

Estamos bordando cada día en un espacio alternativo llamado Trafo en Kassel, Alemania.

Hace 10 años Karsten Winnemuth tomo una edificación minúscula de una planta (2 habitaciones) en un cruce de calle principal de la ciudad, con un parque propiedad de la iglesia del otro lado, y empezo a organizar exposiciones y eventos culturales. Karsten es músico, medico de árboles y diseñador permacultura. Es el instigador de Edible City (Ciudad Comestible), una iniciativa que incluye mapear plantas comestibles y arboles frutales en la ciudad y además organizar huertos urbanos comunitarios.

Trafo es uno de los proyectos mas interesantes y mas inspiradores donde he trabajado. Hace algunos años, las autoridades de Kassel, con una serie de redadas han echado toda la población de de droga-dependientes y alcohólicos de los barrios donde estaban concentrados. En este momento, el jardín de Trafo, plantado por Karsten como ¨do nothing garden¨ (inspirado por las ideas de Masonobu Fukuoka) se convirtió en el núcleo de encuentro de esta población. Hasta este momento Trafo atraía un público diverso de la escena de arte y de música de Kassel, aparte de convertirse en un espacio de encuentro vecinal. Pero a partir de entonces el proyecto esta asociado más que nada con la droga y el alcohol.

Aún que lo encuentra difícil y frustrante, Karsten intenta a colaborar con este grupo haciendo proyectos donde lxs entrevista, al mismo tiempo que continua con la programación normal del centro. Es dificil explicar el ambiente en Trafo estos días. Hay un grupo de músicos que proponían hacer 100 días de micrófono abierto en el jardín durante toda la duración de documenta(13), una mega exposición de arte contemporáneo que esta tomando toda la ciudad. Cada día a las 18 vienen músicos y empiezan a improvisar, al rededor la gente es mas bien borracha y colocada. Nosotros aparecemos al mismo tiempo y sacamos nuestro bordado, poniéndolo en una mesa redonda. Encima del bordado aparecen botellas de cerveza, copas de plástico llenas de café, ceniceros y galletas. La música es a veces extraña y bella. El público también tiene algo extraño y bello. Algunos días somos todo de gente apretada alrededor de la mesa bordando. Otros solo somos Vahida y yo. Hablando con la gente nos estamos cambiando nuestras ideas y rompiendo nuestros prejuicios. Hay gente interesantisima. Hace dos días hablé con un chico joven que habla castallano, hace capoiera, y me estaba explicando muchas cosas sobre las monedas alemanas antes del euro. Su amigo de Eritrea nos estaba explicando la situación en su país. Podría seguir contando anécdotas y historias pero el espacio no da. Por otro lado también un día me arrinconó uno, sacó un cuchillo muy grande y apuntandolo a mi ombligo mientras me tomaba por el hombro dijo (os prometo) ¨come to daddy¨. Al final salió que solo estaba bromeando y nos despedimos amistosamente.

Nuestro proyecto consiste en una tela blanca y algo sucia. Siempre cuando llegamos a algún sitio para bordar decidimos sobre un ¨protócolo¨, una metodología básica o un proyecto común dentro del marco del cual cada participante puede improvisar. Esta vez, robando la idea de nuestra amiga Monika…… hemos pedido a la gente de bordar algo que odia o que le da rabia. Estabamos haciendo esto algunos días, pero el caos de la situación y también el hecho de que Karsten y sus amigo son grandes aficionados de la improvisación (organizan un festival de música que le llaman Free-Flow) hemos decidido a pasar a un modo de ¨bordado automático¨, bordando lineas como salen invitando a la gente a bordar lo que sea.

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios